Guías

CG-NAT : qué es, como funciona y como salir

CG-NAT o Carrier Grade Network Address Translation es una técnica que permite compartir una misma dirección IP pública entre varios usuarios, mediante la traducción de sus direcciones IP privadas. Se usa como una solución temporal al problema de la escasez de direcciones IPv4, que son las que identifican a los dispositivos que se conectan a Internet. Sin embargo, CG-NAT también tiene algunos inconvenientes, como la imposibilidad para abrir puertos, acceder a servicios remotos o usar aplicaciones P2P correctamente.

En este artículo te explicamos qué es CG-NAT, cómo saber si lo estás usando y cómo salir de él.

Qué es CG-NAT y por qué se usa

El protocolo IPv4 es el que se usa actualmente para asignar una dirección IP a cada dispositivo que se conecta a Internet. Una dirección IP es un número que identifica de forma única a cada equipo y que permite establecer comunicaciones entre ellos. El problema es que el protocolo IPv4 solo permite crear unos 4.300 millones de direcciones IP, y dado el crecimiento exponencial de dispositivos conectados a Internet (ordenadores, móviles, tablets, consolas, smart TV, etc.), este número se ha quedado corto y se han agotado las direcciones IP disponibles.

Para paliar este problema, algunos operadores han recurrido a una técnica llamada CG-NAT, que significa Carrier Grade Network Address Translation. Esta técnica consiste en asignar una misma dirección IP pública a varios usuarios, y traducir sus direcciones IP privadas mediante un equipo intermediario que se encarga de gestionar el tráfico. De esta forma, se puede conectar a Internet a más usuarios con menos direcciones IP públicas, ahorrando recursos y alargando la vida útil del protocolo IPv4.

Cómo saber si estás en CG-NAT

Identificar si estás bajo CG-NAT es un proceso bastante sencillo. A diferencia de una red NAT tradicional, donde cada dispositivo tiene una dirección IP pública única, en una red CG-NAT varios usuarios comparten la misma dirección IP pública.

Para determinar si estás bajo una red CG-NAT, puedes hacer lo siguiente:

  • Entra en una página web que te muestre tu dirección IP pública, como por ejemplo www.whatsmyip.org
  • Anota el número que te aparece, que es tu dirección IP pública.
  • Abre el símbolo del sistema de Windows (puedes hacerlo pulsando la tecla Windows + R y escribiendo cmd).
  • Escribe el comando tracert seguido de tu dirección IP pública y pulsa Enter.
  • Si tienes más de un salto en la prueba tracert significa que estás usando CG-NAT.tracert cg-nat
  • Otra opción es hacer un tracert a otra dirección ip, como por ejemplo la 8.8.8.8 que pertenece a Google, si entre los saltos vemos una dirección estilo 100.xxx.xxx.xxx/10 o similar, es muy probable que estemos bajo CG-NAT.

Las limitaciones de una red CG-NAT pueden incluir la imposibilidad de abrir puertos para juegos en línea, aplicaciones de videollamadas o servicios de streaming, lo que puede afectar negativamente la experiencia del usuario. Además, la asignación de una dirección IP compartida puede dificultar la identificación de dispositivos específicos en la red, lo que puede ser un desafío en entornos que requieren un control más preciso.

Cómo salir de CG-NAT y tener tu propia IP pública

No todos los operadores usan CG-NAT para sus conexiones a Internet.  En el caso de España, algunos de los que sí lo usan son:

  • Digi: este operador usa CG-NAT para sus conexiones de fibra y móvil. Para desactivarlo, puedes acceder al panel de control de la operadora y activar el paquete «Conexión Plus» que tiene un coste de 1€ al mes.
  • Yoigo: este operador también usa CG-NAT para sus conexiones de fibra y móvil. Para salir de él, hay que llamar al 622 y pedir una IP pública. El cambio es gratuito y se realiza en el momento.
  • MásMóvil: este operador usa CG-NAT para sus conexiones de fibra y ADSL. Para desactivarlo, hay que llamar al 2373 y solicitar una IP pública. El cambio es gratuito y se realiza en el momento.
  • Pepephone: este operador usa CG-NAT para sus conexiones de fibra y ADSL. Para desactivarlo, hay que llamar al 1706 y solicitar una IP pública. El cambio es gratuito y se realiza en el momento.
  • Adamo: este operador usa CG-NAT para sus conexiones de fibra. Para desactivarlo, hay que llamar al 900 622 010 y solicitar una IP pública. El cambio es gratuito y se realiza en el momento.
  • Jazztel: este operador usa CG-NAT para sus conexiones de fibra. Para desactivarlo, hay que llamar al 1565 y solicitar una IP pública. El cambio es gratuito y se realiza en el momento.

Ventajas y desventajas de CG-NAT

Ventajas de CG-NAT

El uso de CG-NAT tiene algunas ventajas, tanto para los operadores como para los usuarios. Algunas de ellas son:

  • Permite alargar el tiempo de vida del protocolo IPv4, que se ha quedado obsoleto y no puede cubrir la demanda actual de direcciones IP.
  • Permite ahorrar recursos y costes a los operadores, que pueden conectar a más usuarios con menos direcciones IP públicas.
  • Permite mejorar la seguridad de los usuarios, ya que al usar CG-NAT se crea una barrera que impide que los atacantes puedan ver tu IP real.

Desventajas de CG-NAT

El uso de CG-NAT también tiene algunas desventajas, sobre todo para los usuarios que quieren hacer un uso avanzado de su conexión a Internet. Algunas de ellas son:

  • Impide abrir puertos en el router, lo que dificulta el acceso a servicios remotos, como cámaras IP, servidores web, VPN, etc.
  • Impide usar aplicaciones P2P correctamente, como eMule, BitTorrent, etc., que requieren de una dirección IP pública para establecer conexiones directas entre los usuarios.
  • Aumenta la latencia de la conexión, lo que puede afectar al rendimiento de los juegos online, las videollamadas, el streaming, etc.

La alternativa definitiva a CG-NAT: IPv6

La solución definitiva al problema de la escasez de direcciones IP no es el CG-NAT, sino el IPv6. Se trata de un nuevo protocolo que sustituye al IPv4 y que permite crear un número prácticamente ilimitado de direcciones IP. Mientras que el IPv4 usa 32 bits para crear las direcciones IP, el IPv6 usa 128 bits, lo que supone una capacidad de 340 sextillones de direcciones IP (un número con 36 ceros).

El IPv6 no solo resuelve el problema de la falta de direcciones IP, sino que también ofrece otras ventajas, como una mayor seguridad, una mejor calidad de servicio, una menor latencia, una mayor eficiencia y una mayor compatibilidad con los dispositivos actuales y futuros.

Espero que esta información te haya sido útil para entender qué es CG-NAT, cómo funciona y cómo afecta a tu conexión a Internet. Si tienes alguna duda o comentario, puedes escribirme de nuevo. ¡Hasta pronto! 😊

José Antonio

Entusiasta digital, explorador de bytes y devorador de códigos. Achonauta que navega el ciberespacio en busca de la última frontera tecnológica

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba